Se muestra siempre muy reservada en todo lo que afecta a su vida privada. Sonsoles Ónega se ha convertido ya en uno de los rostros más conocidos de Telecinco y también uno de los que más curiosidad despierta. La presentadora ha rehecho su vida con César Vidal y parece que lo suyo va viento en popa. La pareja, aprovechando los días festivos y que Ónega no tiene programa, ha decidido salir a dar una vuelta y cenar y claro, una cosa ha llevado a la otra, y han acabado dando rienda suelta a su amor... ¡Ay, si es que es primavera!

Artículo relacionado

Sonsoles Ónega y César Vidal son poco dados a las muestras públicas. La pareja, que lleva su relación con enorme discreción y alejada de las cámaras, se ha dejado ver en muy contadas ocasiones. La presentadora y el arquitecto daban un giro inesperado a su faceta más pública saliendo a cenar a un conocido restaurante de la capital aprovechando el descanso de los días de Semana Santa. Sin esconderse y sin pensar en nada más que en ellos, los tortolitos se sentaban en la terraza a disfrutar de la velada.

Con el paso de los minutos, la presentadora y el arquitecto se fundían en un apasionado beso ante la mirada de todo el mundo. Un gesto que, desde luego, deja claro el buen momento por el que pasan. Inmediatamente y tal vez siendo más conscientes de donde se encontraban, Sonsoles se mostraba algo apurada por si habían despertado demasiada atención. ¡Dale al play en el vídeo y observa como el amor fluye a tope entre la pareja!