Rocío Flores ha vuelto a Madrid cuando apenas quedan 24 horas para la emisión del último episodio de Rocío: contar la verdad para seguir vida. En medio de todas las polémicas y críticas, la hija de Antonio David Flores continúa con sus compromisos profesionales en la capital de España, hasta donde ha viajado este martes 25 de mayo.

A su llegada a Madrid, Rocío Flores ha tenido que hacer frente a una de sus últimas polémicas. Según aseguraron Belén Esteban y Miguel Frigenti en Sálvame, la nieta de Rocío Jurado niega todo lo que está diciendo su madre, aunque no aporta ninguna prueba al respecto, tal y como viene siendo habitual desde ese lado de la familia.

Artículo relacionado

Es más, según el colador de Lecturas, Rocío Flores ha estado llamando a personas cercanas a la televisión para negar la paliza que le propinó a su madre, Rocío Carrasco, en 2013 y por la que fue condenada a un delito de maltrato habitual, un delito de maltrato, una falta continuada de amenazas y una falta continuada de injurias.

“A mí me consta que, Rocío Flores desde hace un mes llama por teléfono a personas que la han defendido en televisión, que les llama llorando y que les niega todo el testimonio de Rocío Carrasco”, explicaba Frigenti antes de subrayar muy serio: “Niega la paliza”.

Unas acusaciones a las que Rocío Flores ha tenido que hacer frente nada más llegar a Madrid. ¡Dale al play si quieres escuchar las palabras de la hija de Rocío Carrasco cuando apenas quedan 24 horas para escuchar el testimonio final de su madre!