El humorista Chiquito de la Calzada, de 85 años, fue intervenido ayer viernes de una angina de pecho, tal y como ha informado el diario Sur y que ha recogido el programa 'Socialité'. Según el diario, Chiquito comenzó a sentir un fuerte dolor en la caja torácica y como inicialmente no estaba claro el diagnóstico, se decidió ingresarlo para realizarle varias pruebas. Finalmente, se le detectó una angina de pecho, un síntoma claro de serios problemas coronarios. En la operación quirúrgica a Chiquito se le realizó un cateterismo.

Artículo relacionado

Hasta ahora no se había hablado claro sobre la salud de Chiquito. Su sobrina y su gran amiga Paz Padilla aseguraron esta semana que el humorista se encontraba bien y que su estado no era en absoluto preocupante. Sin embargo, ahora ya se sabe el serio problema coronario que padece Chiquito y por el cual ha tenido que ser intervenido. Su estado es muy delicado y el pronóstico es reservado.

El humorista lleva ingresado en el hospital Carlos Haya de Málaga desde el pasado martes. Este es el segundo ingreso que Chiquito ha sufrido en las últimas dos semanas. Recordemos que entonces Chiquito tuvo que ser rescatado por los bomberos, tras un pequeño accidente doméstico. La familia, al ver que no contestaba, se personó en la vivienda del humorista, pero no pudieron abrir porque estaba cerrado por dentro. Los bomberos pudieron acceder al piso de Chiquito gracias a un vehículo con autoescala, y encontraron al humorista tendido en el suelo, consciente, pero desorientado y deshidratado. Tras unos días ingresado y después de que le realizaran varias pruebas médicas, Chiquito regresó a su casa con el alta hospitalaria.

Chiquito vive solo en su piso de Málaga desde que falleció su esposa, Pepa, con la que estuvo más de 60 años casado aunque no tuvieron hijos. Sus sobrinos están muy pendientes de él. Desde que enviudó, el humorista vive muy deprimido y sumido en una gran tristeza. La última vez que lo vimos en televisión fue en el programa 'Mi casa es la tuya', de Bertín Osborne.