¡Toca celebrar! Irene Rosales cambia de década este martes, 15 de junio, y a pesar de las polémicas familiares que le rodean no piensa dejar que nada ni nadie enturbie este día tan especial para ella. Después de dos años especialmente complicados para ella por la muerte de sus padres, la mujer de Kiko Rivera se ha levantado especialmente contenta y con muchas ganas de celebrar sus 30 años rodeada de sus seres queridos.

Artículo relacionado

A lo largo de toda la mañana, Irene Rosales ha estado recibiendo infinidad de regalos donde las flores, los globos y las tartas se han convertido en los grandes protagonistas. Eso sí, nos ha contado que no tiene en mente celebrarlo por todo lo alto: "Voy a soplar las velas con mi marido y con mis niñas, no pido más", apuntaba sin poder ocultar su alegría por todos los mensajes de cariño que ha recibido, entre ellos el de Anabel Pantoja, que protagonizaba un duro cara a cara con Kiko en directo. ¡Dale al PLAY. No te pierdas todas las declaraciones de la mujer de Kiko Rivera!

"Estoy especialmente contenta porque me apetece celebrar la vida", ha dicho a través de redes sociales. Ella misma ha revelado su deseo que no es otro que "disfrutar y vivir la vida todos los días". En su mensaje de agradecimiento en Instagram no se ha olvidado de sus padres, esas estrellas que la guían en el camino para ser mejor: "Quiero darle las gracias a mis dos estrellas por haberme traído a este mundo y enseñarme tantísimas cosas. Soy como soy gracias a vosotros, y estoy muy orgullosa. Os echo de menos todos los días de mi vida", ha escrito.