El último y discretísimo adiós a Laura Boyer, sin presencia alguna de su hermana Ana Boyer ni Isabel Preysler

Como era de esperar ni Ana Boyer ni Isabel Preysler han asistido a la misa funeral que tuvo lugar este jueves 9 de marzo en Madrid

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Laura Boyer hijos
GTRES

Laura Boyer fallecía a los 57 años el pasado 23 de febrero a consecuencia del cáncer. Siempre en un segundo plano, la hija mayor de Miguel Boyer vivió los últimos años de su vida aislada en su propia casa por elección propia, y es que solo sus más íntimos eran conocedores de la enfermedad que padecía. Sus cuatro hijos, Hugo, Gonzalo, Antonio y Amós, han rendido homenaje a su madre en una misa funeral que ha tenido lugar este jueves marcada por la discreción.

Su familia y amigos más cercanos se reunían pasadas las 20.00 horas en la iglesia de San Manuel y San Benito (Madrid). Cita solemne a la que no han faltado algunas caras conocidas como la escritora Carmen Posadas, quien lamentaba su pérdida ante las cámaras alegando que era una mujer "demasiado joven". Durante la misa, que se alargó poco más de una hora, recordaron a Laura como alguien "especialmente cariñosa y generosa".

Artículo recomendado

Isabel Preysler incumple la última voluntad de Laura Boyer

Isabel Preysler
Carmen Posadas

Carmen Posadas en el funeral de Laura Boyer

GTRES

Sus hijos, muy unidos en todo momento, no quisieron dar declaraciones a la prensa pero no pudieron ocultar el mal momento que está atravesando.

Ana Boyer, la gran ausente

La muerte de su hermana mayor pilló a Ana Boyer en Doha, ciudad en la que reside junto a Fernando Verdasco y sus dos hijos, pero la hija pequeña de Isabel Preysler se ha mostrado ajena por completo a la pérdida y sigue tranquila con su vida, gesto que confirma que su relación era inexistente. De hecho, a Laura no le temblaba la voz a la hora de señalar a la reina de corazones como la culpable. "Se preocupó de que Ana no nos tuviera cariño ni a mi hermano ni a mí", confesaba en una de sus últimas entrevistas.

Isabel Preysler incumple la última voluntad de Laura Boyer

Tal y como contó Marisa Martín Blázquez en 'Fiesta', el deseo de Laura Boyer era que sus restos descansaran en el mausoleo junto a su padre. Sin embargo, parece que esto no ha sido posible... Según la colaboradora, Isabel Preysler se habría negado a través de un escrito que hicieron llegar a sus hijos: “Isabel y Ana Boyer enviaron por escrito el pésame, pero también le contestaron a su petición con una negativa".

Miguel Boyer fue enterrado en septiembre de 2014 en el cementerio de San Isidro, en una tumba familiar que tal y como ha asegurado Isabel Preysler pertenece a su familia y es ella quien hace frente a todos los gastos. Aurelio Manzano daba la versión de la socialité, y aseguraba que puso una condición para que el cuerpo de Laura yaciera en la cripta: ser incinerada. Finalmente, no se llegó a un acuerdo ya que los hijos de la abogada no quisieron enterrarla de ese modo.

Loading...