Gloria Camila soplaba las velas por su 26 cumpleaños el pasado lunes pero no ha sido hasta este sábado que lo ha celebrado por todo lo alto. Con temática 'Pasión de Gavilanes', todos los invitados se han trasladado hasta una finca situada a las afueras de Madrid donde la joven ha tirado la casa por la ventana. "Estoy súper emocionada", confesaba desde su perfil en Instagram.

Entre los invitados no ha faltado su padre, José Ortega Cano, Ana María Aldón y sus hermanos. No solo el pequeño José María, que es su absoluta debilidad, sino también José Fernando, que está disfrutando de unos días de permiso que han coincidido afortunadamente con el cumpleaños de Gloria. Pero la verdadera sorpresa llegaba nada más iniciar la fiesta y es que junto a José Fernando ha aparecido su hija Rocío. La pequeña, de cuatro años, se ha reencontrado con su familia paterna después de mucho tiempo.

Artículo recomendado

TODO sobre el reencuentro (sorpresa) de Kiko Jiménez y Gloria Camila

TODO sobre el reencuentro (sorpresa) de Kiko Jiménez y Gloria Camila

Con permiso de la cumpleañera, si alguien ha sido capaz de robarle el protagonismo ha sido el toro mecánico que ha alquilado. Los invitados se lo han pasado en grande y Gloria Camila ha demostrado su destreza encima de la atracción. Ataviada con un look muy ecuestre compuesto por un vaquero de color negro, blusa con estampado de vaca y chaleco a juego, su sonrisa lo decía todo. ¡Dale al PLAY y no pierdas detalle!

Después, todos los asistentes han podido degustar una enorme paella y bailar a ritmo de 'No rompas más'. Unas horas más tarde, era Ana María Aldón quien confirmaba la ausencia de Rocío Flores aunque no ha querido entrar en el motivo que habrá llevado a la joven ha preferido faltar a este día tan señalado para su tía. Al margen de las ausencias, la mujer de Ortega Cano ha confesado que se lo han pasado a las mil maravillas: "Ha sido divertidísimo".