Toñi Moreno se ha hecho un hueco en el corazón de la audiencia por su aplastante espontaneidad. Una campechanería, a veces, sin filtros. La presentadora tiende a decir lo primero que se le pasa por la cabeza provocando momentos de máxima deliración para sus interlocutores, como le pasó ayer a Roko, que vivió en primera persona una de estas ‘toñadas’ en ‘Gente Maravillosa’.

Artículo relacionado

La cantante era una de las invitadas de la noche junto con Nina. Toñi y ella era la primera vez que coincidían y, cuando la presentadora la vio le dijo que “parecía una señora”. La jiennense lo explicaba así, “me dijo ‘ay, yo esperaba una muchachilla’ ¡pero si tengo 28 años!”, decía con buen humor. Toñi, que se había metido un atolladero, le explicaba que ella esperaba “una niña” y que se encontró “una chica joven pero no una niña”.

Este ‘patinazo’, que en ningún momento pareció sentar mal a la cantante, ha sido eliminado. Moreno lo había colgado en las historias de Instagram, como suele hacer los días que tiene programa, donde descubre los entresijos de su programa de los jueves (ahí vimos su drama con las fajas), pero ya no está visible. Ha sido borrado del todo. Parece que la gaditana se arrepintió a las horas de colgarlo y decidió que lo mejor era eliminarlo por si a alguien le podía sentir mal, ¿o tal vez era para no acrecentar la fama de sus ‘toñadas’? ¡Pero si nos encantan! El público las adora y a quien se las se dice jamás se lo toma mal porque sabe que están dichas desde la naturalidad y, en ningún momento, para hacer daño.

El domingo pasado en ‘Viva la vida’ fue un poco ‘la cazadora cazada’, pues fue ella quien vivió un momento que definió como “entuerto” cuando Laura Pausini preguntó si le gustaban las mujeres. Ella se puso muy colorada y dijo que le gustaba ella y le pidió que no se sintiera mal por la cuestión, que había sido lanzada sin malicia alguna. La horma de su zapato.