Mucho antes de que Toñi Morenose hiciera popular por sus entrevistas en profundidad a famosos y, antes aún de que tuviera que lidiar en el plató con personajes como el mismísimo José Antonio Avilés –que la lleva por el camino de la amargura–, la popular periodista era una avezada reportera. Toñi Moreno lo mismo se convertía en reportera de guerra y se iba a Afganistán o se plantaba en Haití tras el devastador terremoto de 2010 que mató a más de 300.000 personas.

Artículo relacionado

Haití, el país más pobre de Centroamérica que ocupa junto a República Dominicana la isla de La Española, sufrió un nuevo terremoto, de 7.2 grados de intensidad, que a la hora de escribir esta información se había cobrado ya más de 700 víctimas mortales y más de 2.000 personas habían resultado heridas.

Toñi Moreno, al conocer esta trágica noticia, mostró su solidaridad con el pueblo haitiano a través de su cuenta de Twitter.

En su escrito, Toñi Moreno recordó su estancia en el anterior y devastador movimiento telúrico y lanzó un llamamiento a la comunidad internacional para ayudar a la población haitiana. "Mi pasión es el periodismo y cuando pasó lo del ébola me fui a África, estuve en Haití…yo quiero estar allí pero ahora soy madre y veo las cosas de otra manera", comentó hace un tiempo.

Toñi Moreno, reportera de guerra

Toñi Moreno, en Afganistán, junto a una compañera. Era 2005.

Instagram @tmoreno73

Toñi siempre se ha mostrado muy empática hacia los más vulnerables, entre ellos, las mujeres y los niños. "Camboya , Bolivia , Afganistán, Kosovo, Vietnam ... en todos mis viajes he buscado la mirada limpia de un niño, y alguna de sus historias me persiguen aún como fantasmas que no me dejan dormir. Ahora que soy madre me muero hasta el infinito cuando pienso en que un niño pueda sufrir. Protejámoslos", escribió en una ocasión en sus redes sociales.

Toñi en Kosovo

Con 27 años, Toñi viajó a Kosovo al acabar la guerra, como enviada especial de Canal Sur.

Instagram @tmoreno73