Toñi Moreno al rescate. La presentadora se convertía, de repente, en la gran apuesta de Telecinco para cubrir sus noches de verano. Al menos, algunas de ellas. El descanso inesperado de ‘Viernes Deluxe’ hacía que la dirección de la cadena tuviese que improvisar y tirar del equipo de ‘Viva la vida’ para cubrir el hueco. Nacía así ‘Vive el verano’ y lo hacía con una de las entrevistas más esperadas de los últimos meses, la de Ortega Cano. Pero ni este giro ni los datos de audiencia, que acompañaron a Moreno, han sido suficientes.

Artículo relacionado

Muchos pensaban que ‘Vive el verano’, la apuesta de Mediaset para cubrir las noches de los viernes iba a tener una vida más larga. Toñi Moreno daba el salto al ‘prime time’ tras el descalabro vivido con la reposición de momentos estelares del ‘Deluxe’ y se ponía al frente de esta extensión de ‘Viva la vida’ que contaba con José Ortega Cano como plato fuerte. Un acierto que sorprendía y hacía que se bajase la posibilidad de que este espacio ocupase las restantes semanas del mes de agosto. Pero no ha sido así.

Por sorpresa, la cadena anunciaba el regreso del ‘Deluxe’ para esta misma semana, dejando la última ilusión de Toñi Moreno y su equipo en el aire. La presentadora continuará al frente de las tardes de los fines de semana pero será María Patiño quien haga de anfitriona para los viernes por la noche. Un regreso que ha pillado con el pie cambiado a todo el mundo.

Toñi Moreno

Toñi Moreno se ha puesto al frente, un año más, de la edición de verano de 'Viva la vida'

Mediaset

Una verano muy feliz

Toñi Moreno, eso sí, está encantada con sentarse, de nuevo, en la silla de ‘Viva la vida’. La presentadora originaria del formato se ha convertido en la sustituta de verano de Emma García y no lo lleva nada mal. Conoce a los colaboradores, el programa y al público y siempre es una chute de energía volver a la que es su casa. ¿Dar el salto también con el arranque de temporada con un nuevo formato? Por el momento, no parece que así sea pero nunca se sabe. Otra cosa no, pero a trabajadora no le gana nadie.