Isabel Rábago ha tenido la oportunidad este lunes de presumir de hermana. La sección Fresh de 'Ya es mediodía' se encontraba debatiendo sobre los cambios que vienen a cambiar el mundo de la moda y el trabajo de las modelos, sobre todo, en las sesiones fotográficas. Un ambiente que conoce muy bien, no solo porque en su currículum figura el título de Miss Cantabria, sino porque una de sus hermanas es modelo profesional. Se trata de Fátima Rábago la menor de sus tres hermanos y de la que no puede estar más orgullosa.

Fátima se ha labrado una sólida carrera en el mundo del modelaje desde que a los 17 años le comunicó a su familia que ese era su mayor sueño y que quería hacerlo realidad. "Somos cuatro hermanos, pero Fátima llegó cuando todos estábamos ya creciditos. Y ella es como mi niña pequeña, porque cuando ella cumplió 17 años, dijo que ella no quería estudiar, quería dedicarse al mundo de la moda", explicaba recientemente la periodista. Precisamente fue ella quien le brindó su apoyo incondicional al principio de su carrera, "trayéndosela a Madrid". Isabel ha contado que Fátima lleva "desde los 18 años danzando por el mundo". "La adoro. Es bella por fuera, pero por dentro es un amor", ha llegado a declarar orgullosísima.

Artículo relacionado

Fátima tiene fijada su residencia en Filipinas, donde vive con su marido y su hija Danda. Los tres conforman una preciosa familia en la que todos son modelos. "Mi sobrina es una top-model en Asia", ha afirmado Isabel. No en vano, posee casi 14.000 seguidores en Instagram (frente a los 30.000 y a los 178.000 'followers' que poseen su mamá y su papá, respectivamente).

Las dos hermanas Rábago guardan un parecido espectacular. Ambas poseen unos preciosos cabellos, la misma viva mirada, unos rasgos angulosos, pero proporcionados y armónicos, y un físico envidiable. La belleza de Fátima es serena, sensual y con carácter, y ha convencido a marcas como la firma de novias Rosa Clará, para quien es imagen en Filipinas.

Según ha contado la colaboradora de 'Ya es mediodía', estas semanas se encuentra visitando a su familia entre Madrid y Cantabria, pero Fátima, su marido, Hideo Muraoka, y Danda son una familia muy viajera. Filipinas, Singapur, Japón, Portugal, Italia, Brasil... ¡No paran!

Tan exótico como Fátima en Filipinas, y tan 'cañón' como ella, es Hideo, un brasileño descendiente de japoneses (la comunidad más importante de japoneses fuera de Japón se encuentra en Brasil, concretamente en la ciudad de São Paulo). Es muy inquieto profesionalmente y, además de modelo, también ejerce como fotógrafo, profesor de yoga, 'coach' y emprendedor. Por si fuera poco, participó en la edición VIP del 'Gran Hermano' filipino.