El mundo tiene puestos todos los sentidos en Río de Janeiro desde que el pasado 5 de agosto arrancasen las trigésimo primeras olimpiadas. Deportistas de todos los países, se están dejando la piel por conseguir llegar a lo más alto.

Artículo relacionado

Defendiendo sus colores y sus himnos (exceptuando a aquellos pocos que van por libre), los atletas no sólo están dando lo mejor de sí mismos batiendo récords y llevándose medallas, sino que además, están copando titulares por las numerosas anécdotas que estas olimpiadas están trayendo consigo.

Sueños cumplidos, y otros destrozados por la mala suerte (o pata), que han hecho que estos momentos se conviertan en recuerdos que serán difícil de olvidar. Aún no han terminado, y estamos seguros de que los deportistas protagonizarán algún que otro suceso memorable más. Desde piscinas que cambian misteriosamente de color, pasando por escándalos sexuales, o el furor que ha causado Tinder entre los olímpicos.

Pero sin duda, curiosamente, ha sido el jugador más condecorado de todos los tiempos, Michael Phelps, el que se ha llevado también la palma en el número de anécdotas. ¿Aún no las has visto? Hacemos un repaso por algunas de las instantáneas más significativas de las olimpiadas de 2016.