La historia entre Kike Calleja y Terelu Campos sólo puede tener final feliz. Es cierto que hace tiempo que no son pareja, es cierto que su relación sentimental no duró mucho tiempo, pero también es cierto que no pueden vivir el uno sin el otro.

Cuando se hizo público que habían tenido algo más que una amistad la propia María Teresa se mostró de lo más contenta y, visto lo visto en cada uno de los eventos familiares, la hija de Terelu pensaría igual que su propia abuela.

Artículo relacionado

Calleja y Campos son dos apellidos que están unidos. Compañeros de programa, íntimos amigos, ex amantes y ahora pareja profesional. Está más que claro que la complicidad no ha terminado entre ellos y, estando ambos solteros como están, no es de extrañar que sus planes juntos despierten cierta sospecha entre la gente que los rodea.

Ayer mismo, día del 52 cumpleaños de Terelu, la colaboradora fue a cenar a casa de Carmen Borrego y su marido para celebrarlo y cuál fue la sorpresa cuando, a lo que se suponía que era una velada familiar, llegó Kike de lo más sonriente y con una bolsa que, sin duda alguna, contenía un buen regalo para su amiga.

Lo que hay entre la ex pareja solo ellos lo saben pero sin duda el entorno de Terelu estaría más que encantado de que se dieran una nueva oportunidad pues es más que evidente que el vínculo que hay entre ellos es algo que no están dispuestos a romper.