Tanto Emma García como María Teresa Campos aprendieron a lidiar con las críticas de los especialistas en televisión que sus programas podían suscitar. Las dos comunicadoras entendían que no se trataban de ataques gratuitos, sino que eran comentarios constructivos que, incluso, las podía hacer mejorar en sus trabajos. Pero con la llegada de Internet y las redes sociales, estas pasaron de ser de recomendaciones a comentarios despiadados que hundirían hasta el mismísimo Alcoyano. Esta nueva situación, llevó a la presentadora de ‘Viva la vida’ a que tomara una decisión de lo más radical pero de la que se alegra cada día. Ahora, la vasca comparte su secreto de la paz mental con su compañera, porque cree que ella no lo practica…

Artículo relacionado

Lo más bonito que decían de mí era que me iban a cortar en trocitos y me iban a meter en la nevera”, le dijo confidente. Emma García reveló el contenido de esos hirientes comentarios que se decían sobre ella en Internet y la llevaron a no volver a buscarse en la red. “Desde entonces, lo he llevado a rajatabla para ser feliz”.

Emma García cree que María Teresa Campos no practica eso del ‘no googlearse’ y es que, haciéndolo, uno solo consigue una cosa: hundirse. “Me da la sensación, María Teresa, que tú no has aprendido eso. Con lo inteligente que eres tú. Una pena no haber puesto freno antes”, le dijo con absoluta sinceridad y con la esperanza de que, a partir de ahora, no introduzca su nombre en el recuadro de búsqueda. Ojos que no ven, corazón que no siente. Y preocupación que te ahorras.

En el ojo del huracán

Las últimas semanas, María Teresa Campos ha estado en boga a raíz de su participación en el canal de YouTube de Isabel Gemio. La entrevista entre ambas mujeres discurrió por unos derroteros poco amables y la incomodidad y crispación entre ellas era palpable. Esta tensión ha sido debatida y por ellas aclarada, hasta el punto de que la madre de Terelu y Carmen ha tomado la determinación de no querer saber nada más de su entrevistadora.