Nada hacía presagiar, hace unos meses, que estas iban a ser las mejores Navidades para Suso y su familia. El duro golpe del ingreso de Yara, la hermana del colaborador, se complicaba con el paso del tiempo. Incluso llegaba a afirmarse que había entrado en muerte cerebral. Pero, por suerte, Yara despertó y, poco a poco, ha conseguido recuperar la normalidad. Desde entonces, están más unidos que nunca. Sin duda, nunca hubiesen podido soñar con un regalo mejor...

Artículo relacionado

Detrás de la eterna sonrisa de Suso se esconde un año de mucho sufrimiento. El colaborador, siempre feliz, siempre positivo, recibía el más duro de los golpes. Su hermana Yara tenía que ser ingresada de urgencia tras haber entrado en coma. Los peores presagios parecían cumplirse cuando se anunció que Yara estaba en situación de muerte cerebral. El colaborador se retiró de la televisión para estar al lado de su familia y darle todo su apoyo y fuerza a su hermana.

Pero, entonces, se obró el milagro. Yara despertó del coma y comenzó a recuperarse. Fue poco a poco, con avances muy pequeños pero firmes. Suso no podía expresar en palabras la sensación por la que estaba pasando. “Me habían quitado la vida pero ya me la han devuelto. Vuelve la bestia, vuelvo a estar fuerte”, aseguraba el colaborador. Tanto sus compañeros como sus muchos seguidores se volcaban después de recibir la feliz noticia.

Ahora, meses después, hemos podido ver a Yara mucho más recuperada. Ha sido en una comida familiar de la que Suso ha querido dar cuenta a través de las redes sociales. ¡No pueden estar más felices! Tras los durísimos meses que han pasado, ahora ya no se separan ni un minuto. Por delante, las Navidades, esas fechas tan familiares, que celebrarán junto a Yara. Ay, no podemos estar más contentos. ¡Enhorabuena a todos!