Por muchos años que pasen, y muchos que cumpla Jan, su madre, Susanna Griso, le seguirá viendo como un niño. La presentadora y el mayor de sus vástagos pasaron el día de ayer juntos en Villar del Olmo, Madrid, donde fueron a ver torear a Fran Rivera, amigo y compañero de la conductora de ‘Espejo público’

Artículo relacionado

Las vidas de los Griso Torras dio un giro de 180º el año pasado con la llegada de la pequeña Dorcette, la niña de Costa de Marfil que adoptó el matrimonio y que ha llegando sus días de más amor, si cabe. Tanto Susanna como su marido, Carles, llevaban años luchando para poder adoptar y, finalmente, pudieron hacer realidad su sueño de volver a ser padres. La periodista, que solo conocía a la niña por tres fotos, se enamoró de ella en cuanto la conoció y Dorcette parece encantada con su nueva familia.

Como decimos, antes de adoptar a la niña, Carles y Susanna ya habían experimentado qué era ser padres. En 2003 nació Jan y solo tres años más tarde vino al mundo Mireia. Ahora, con Dorcette son una preciosa y numerosa familia.