José Antonio Avilés se ha convertido en uno de los protagonistas indiscutibles de 'Supervivientes 2020' tanto dentro como fuera de los Cayos Cochinos. Infinidad de mentiras, supuestas estafas, su carrera de periodismo en entredicho... han salido a la luz en las últimas semanas, fuertes acusaciones a las que el andaluz tendrá que hacer frente en cuanto aterrice en España. Sin embargo, el colaborador no estaría preocupado por estos testimonios y es que hay algo que le inquieta mucho más.

Artículo relacionado

Tal y como ha desvelado Emma García en el programa 'Viva la vida', Avilés tuvo la oportunidad de hablar con algunos compañeros del programa entre los que se encontraba Carmen Borrego, ahora confinada en casa tras haber dado positivo en COVID-19, y Raúl Prieto, director del programa.

En la conversación con Prieto, José Antonio quiso dejarle claro a su jefe que él no había estafado a nadie aunque sí que era conocedor de las deudas que tiene tras de sí, algo que ya detalló en el vídeo de presentación de 'Supervivientes'. Además, se mostró especialmente preocupado por si su puesto de trabajo como colaborador en 'Viva la vida' estaba en peligro tras las últimas informaciones vertidas sobre él, algo que parece no ser así hasta que se demuestre firmemente que las supuestas estafas realizadas por él son reales.

José Antonio Avilés

Su intranquilidad no se basa solo en el miedo a perder el trabajo sino en cómo lo pueda estar pasando su familia y en concreto su madre. La propia Carmen reaparecía este sábado en 'Viva la vida' para dar la cara por su hijo y dejar claro que tanto su familia como sus amigos van a apoyarle en todo: "Le transmití todo nuestro apoyo y le dejé claro que no está solo".