José Antonio Avilés se ha enfrentado a su noche más dura y complicada y lo ha hecho con mucha más entereza de lo que se esperaba. El periodista está acostumbrado a llevar y traer información y se mueve como pez en el agua en la polémica pero su cara a cara con Jorge Javier Vázquez se avecinaba duro y él ha respondido a todo reconociendo sus errores.

Artículo relacionado

En un especial Conexión Honduras Jorge Javier ha entrevistado a Avilés, que aún sigue en Honduras aunque fue expulsado hace dos semanas de Supervivientes 2020. En España se ha hablado mucho de sus estafas y engaños y Avilés, lejos de huir y responder con evasivas, ha sido tajante: "He cometido errores, muchos, y asumo los errores que he cometido en mi pasado. Me arrepiento de la mentira, que es el camino fácil y no te lleva a nada", ha dicho el colaborador.

José Antonio Avilés ha podido hablar con su abogado y su familia y por primera vez en sus 24 años ha optado por ir con todas hacia la verdad, aunque no haya quedado en el mejor de los lugares. Un cambio de 'estrategia' que no ha dejado a nadie indiferente. "Si tengo que pedir perdón lo pediré y rectificaré, asumiré y reconoceré. Yo creé una vida paralela y no supe parar a tiempo".

José Antonio Avilés

El colaborador dee Viva la Vida ha explicado a Jorge Javier que todas estas mentiras que están saliendo a luz fueron "en un momento malo" para él, "pero no por mi familia, ellos solo me han dado lo mejor y yo le he dado malos ratos y bochornos". Así, ha reconocido que él se dio cuenta de dónde se estaba metiendo y decidió parar: "Paras y crees que no hay un pasado, que se ha borrado pero siempre sale a relucir. Me avergüenza lo que he tenido que ver".

Avilés ha reconocido que ha mentido mucho: "He engañado a gente en mi pasado y me he engañado, pero no quería hacer daño a nadie, lo hacía porque quería ser feliz, era egoísmo. Pero las mentiras tienen las patas muy cortas. Me han pillado con carrito del helado en la oscuridad, y a 8.000 kilómetros de mi casa".