Fani Carbajo está viviendo uno de los momentos más felices de su vida. Tras su paso por 'Supervivientes 2020', la madrileña confesaba en exclusiva para Lecturas sus planes inmediatos de pasar por el altar y volver a ser madre con Christofer. Sin embargo y a juzgar por sus últimas declaraciones tendrán que esperar: "Él lleva pidiéndomelo tres años, pero yo le decía que no hasta que no tuviéramos una buena situación económica", reconocía.

La ex superviviente, de 32 años, ya es madre de un niño, un pequeño de 12 años que tal y como desveló ella misma desde Honduras "lo tuve porque tenía la necesidad de que alguien me amara de verdad". Afortunadamente, su vida ha cambiado radicalmente y cree que este es el momento perfecto para dar un paso más en su relación con el chileno y formar esa familia con la que han soñado siempre.

Artículo relacionado

Sin embargo, parece que la pareja tendrá que esperar. Fani se mostraba muy feliz con la idea pero afirmaba que retrasará el momento por el "miedo" que siente por la situación sanitaria que envuelve al país en la actualidad: "Me da miedo el coronavoirus así que vamos a esperar un poco. No sé si se lo puedo pegar al bebé o algo si lo cojo. A mí me ha dicho el doctor, que ya he hablado con él, que me espere porque no es momento", le explicaba a Jorge Javier Vázquez.

Fani

Lo que si sigue en pie es la boda y es que la joven no ve el momento de darle el 'Sí, quiero' a Christofer en una ceremonia por todo lo alto. Una historia con final feliz dónde el perdón y el amor han podido con todo. El joven le pidió matrimonio con un anillo de diamantes: "Ya me lo había pedido en 2016 en Torrevieja, ahí nos hicimos pareja de hecho", explicaba a Lecturas.