Elena Rodríguez, la madre de Adara Molinero, no levanta cabeza. Tras una semana bastante dura, el cambio de grupo tras el último Juego de Rango y que haya salido el sol le han brindado una nueva oportunidad de renacer en la isla pero esto aún no ha ocurrido.

Y es que Elena sigue en conflicto con la mayoría de sus compañeros, en las últimas horas ha vuelto a las andadas con José Antonio Avilés y, de nuevo, con muchos gritos y ataques de por medio. Los dos supervivientes han protagonizado una fortísima discusión por culpa de la comida y el fuego, y han terminado atacándose con lo que más duele.

Artículo relacionado

El colaborador de Viva la Vida mantiene que la madre de Adara es una experta en hacer "populismo" y Elena directamente cree que Avilés es una persona "imposible". "Si estás frustrada porque no pudiste felicitar a Adara ayer (por la gala del jueves) lo entiendo, pero no saques los cojones con el grupo", ha gritado a pleno pulmón el periodista. Elena se ha defendido y le ha dicho a Avilés que para nada es así: "Necesito fuego, ¡necesito comer!".

Unos gritos que han hecho estallar a lo grande a Avilés que le ha dicho a Elena: "Eres igual de teatrera que Adara, estás usando su misma técnica que ella". Palabras ante las que Elena no ha podido ni contestar: "¿Ves? Por eso no termino de fiarme de ti".

Aviles y Elena

Elena ha mostrado en los últimos días su imagen más vulnerable. Al hambre y el frío, la madre de Adara ha abierto su corazón con sus compañeros a los que ha hecho revelaciones personales que le atormentan, como por ejemplo la culpa que le ha perseguido toda la vida al no haber estado más cerca de sus hijos: "No paraba de trabajar, de cocinar… es algo de lo que me arrepiento mucho, no haber pasado tiempo con ellos. Me equivoqué".