La tensión se puede mascar ya en la isla. Si los primeros días todo era paz y armonía -excepto con Carlos Lozano-, ahora las guerras han estallado en todas las playas. Incluso alguien tan pacífico como Colate se ha puesto ya algo flamenco con los gestos de sus compañeros. Al empresario no le ha gustado nada que no le tengan en cuenta y claro, así se lo ha hecho saber…

Artículo relacionado

Colate parecía que iba a convertirse en el mueble de la edición pero nada de eso. El ex de Paulina Rubio llegaba a la isla con ganas de ser el mejor supervivientes y no va mal encaminado. Al menos, parece que se esfuerza, por mucho que a algunos de sus compañeros no les haga ninguna gracia. Tal vez su acercamiento a Pantoja ha hecho que salten las alarmas.

Al supervivientes no le ha gustado nada que sus compañeros se pongan a comer sin avisarle y ha montado en cólera, sobre todo con Aneth. “Creo que es la primera vez en tres semanas que llevamos aquí que empezamos a comer sin estar todos juntos”, se quejaba Colate ante la indiferencia de Isabel y Aneth. “¿Puedo comer tranquila?”, respondía esta última.

“Te he dicho qué raro que hagas el arroz tan pronto y ni siquiera me has contestado”, continuaba el empresario. “Ya estamos perdiendo el respeto y la educación”. Mientras Pantoja intentaba quitarse la culpa de encima, Aneth seguía su ofensa contra Colate. “Estás viniendo a alzar la voz mientras estoy comiendo. Muchas gracias señor Colate”. Sin duda, Aneth tiene todos los puntos para ser la más odiada de la isla.