"Hay algo que no encuentro...". Rocío Carrasco no ha podido evitar manifestar su inquietud por ciertos objetos que no aparecen de la herencia de su madre. Un año después de su dura pérdida, se abrió el testamento y, después de aquel doloroso trámite, empezó el arduo proceso de repartición del patrimonio de Rocío Jurado. Rocío Carrasco, como heredera universal, recibió las pertenencias y enseres de su madre, entre las que se encuentran todas sus joyas, ropa, muebles y otros objetos de enorme valor sentimental y artístico.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco desvela la cantidad REAL que percibe del Museo Rocío Jurado

Rocío Carrasco desvela la cantidad REAL que percibe del Museo Rocío Jurado

En 'Montealto, regreso a la casa', la audiencia pudo ver cómo la hija de la más grande se reencontraba con muchos de ellos. Asimismo, una selección se puede visitar en el Museo Rocío Jurado, inaugurado el pasado mes de julio. Antes de acabar guardados durante años en enormes contenedores, Rocío Carrasco tuvo que organizarlo todo para que se actuara de manera legal, y contaron con un notario. No solo se trataba de vaciar una casa, eran los recuerdos de toda una vida de sus padres, que debían ser repartidos según la voluntad de Rocío Jurado.

Rocío Carrasco
Mediaset

Para aquella empresa contó con la ayuda de su tío, Amador Mohedano, y no puede dejar de tener un presentimiento sobre cómo se hicieron las cosas en aquella ocasión. "Lo mando diciendo: "Tito, van los camiones, quiero un notario que levante un acta de todo", cuenta Rocío Carrasco en el episodio 13 de 'En el nombre de Rocío'. La hija de la más grande reconoce que "no me fío de Amador", por lo que pide "ayuda" a su primo Antonio, que se convierta en sus ojos y en sus oídos mientras los operarios vacían la casa.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco desvela las llamadas desesperadas de Rosa Benito para que retuviese a Amador Mohedano en Chipiona

Rocío Carrasco desvela las llamadas desesperadas de Rosa Benito para que retuviese a Amador Mohedano en Chipiona

A él le encarga entonces "que hable con el notario" pero, sobre todo, "esté al lado de Amador", mientras el fedatario hace el acta de todo lo que se retira. "Creo que incluso con el notario, alguna me ha colado", admite Rocío Carrasco, ya con cierta sensación de 'déjà vu', con resignación. Son muchas las que ha pasado con su familia mediática y, en concreto, con Amador, por lo que ya no tiene esa sensación de sorpresa. Aunque sí perplejidad al echar en falta algunos de los objetos que pertenecieron a su madre. "Hay algo que no encuentro", comenta ante las cámaras, "y entonces tendré que hacer de colombo e investigar". Sabe que, por ahora, no le queda otra.