Cuando quedan dos meses para que Manuela cumpla su primer año de vida, Soraya ha recibido una estupenda noticia por parte del médico de la niña. Y tan contenta está con la notable mejoría de su salud, que ha tenido que compartirlo con todos sus seguidores.

Artículo relacionado

Tras volver de revisión, Soraya se lo comunicaba así a sus seguidores. “Ayer nos dieron una buena noticia. Desde que nació Manuela, tenía un tabique del corazón que no estaba formado. No se había cerrado y ayer nos dieron el alta. Ya no hay que hacerle más revisiones porque ya se le ha cerrado el tabiquito, así que estamos muy contentos”, revelaba ilusionada. Menudo regalazo anticipado de Navidad el que les ha hecho la vida. Tener la tranquilidad de que la pequeña tendrá un corazón como el de cualquier otro niño, sin cardiopatías, es un auténtico alivio para los padres.

Aparte, en esta revisión médica, el pediatra les ha recomendado operar el frenillo de la lengua a la niña, una intervención que para nada es rara. Muchos bebés, cuando nacen, tienen esta fina membrana demasiado tirante, cercana a la punta de la lengua o muy corta, lo que hace que el niño no pueda alimentarse del todo bien, y, en el futuro, podría complicarle el habla especialmente a la hora de pronunciar algunos sonidos. Afortunadamente, no tiene mayor problema y Soraya no le ha dado ninguna importancia. En este chequeo, tanto a ella como a Miguel solo les preocupaba una cosa: el estado del corazón de Manuela, el auténtico corazón de estos enamoradísimos padres.