Soraya Arnelas es muy activa en redes sociales, un portal donde habla de sus proyectos y comparte su día a día junto a sus hijas y habla de sus experiencias más personales. Este miércoles, la cantante se sinceraba al hablar de la dolencia con la que nació su hija Olivia, de un añito, y que no ha pasado desapercibida para sus seguidores.

Artículo recomendado

Soraya Arnelas se convierte en la invitada más original de la boda Chenoa con un vestido largo de cuento

Soraya Arnelas se convierte en la invitada más original de la boda Chenoa con un vestido largo de cuento

"Nació con una hernia", empezaba contando Soraya. De hecho fue el motivo por el que le tuvieron que adelantar el parto una semana: "Se me salió por completo y parecía que no tenía", recuerda y es que la pequeña Olivia ha heredado este "achaque" que no solo padece su madre sino también su abuelo.

Soraya Arnelas con su hija Olivia

Soraya Arnelas posa con su hija Olivia

Instagram @soraya82

A lo largo de todos estos meses, tanto Soraya como su chico han probado varias técnicas pero ninguna ha dado resultado: "La pediatra nos mando un cinturón especial para poder ayudar al ombligo a meterse pero Olivia estaba muy molesta, no paraba de llorar. Le intentamos poner la moneda en el ombligo pero la cinta de hacía daño en la piel , así es que nada. Por lo que hemos decidido dejarla así", contaba.

Artículo recomendado

Soraya Arnelas es adicta a esta crema hidratante con protección solar de ingredientes naturales

Soraya Arnelas es adicta a esta crema hidratante con protección solar de ingredientes naturales

La cantante, de 39 años, ha acompañado el relato de una imagen de la pequeña en la que se ve perfectamente el estado de su ombligo. "Tendría que volver a su estado original con el tiempo pero si no lo hace, a los tres años la operarán", ha revelado y es que si no duele "no hay motivo de urgencia".

Soraya Arnelas con su hija olivia
Instagram @soraya82

La artista extremeña ha restado importancia a esta dolencia porque no es nada que impida a Olivia seguir creciendo con total normalidad: "Esa es la cosa. Una hernia, sin más. Se la van controlando y de momento no queda otra que esperar. Pero ya la veis... Está feliz con su botoncito como su yeyo y su mami", concluía.