El control de la salud de Maite Galdeano es algo que preocupa mucho a su hija Sofía Suescun (26 años). La exconcursante de 'Pesadilla en el paraíso' se sinceraba acerca de la enfermedad que padece, una policitemia vera, que supone la producción en exceso de glóbulos rojos. Una enfermedad que, pese a poder ser mortal, puede controlarse con medicación y hacer la vida del paciente lo mejor posible. No obstante, la familia vivía un nuevo susto que, por suerte, parece que ya está estabilizado.

Artículo recomendado

Sofía Suescun aclara POR FIN si volverá a Telecinco tras su veto

Sofía Suescun

A principios de marzo, tal y como narraba la propia Sofía, tuvieron que acudir al hospital de urgencia debido al aumento del tamaño del brazo de su madre. Algo que, sin duda, debía ser controlado por los médicos, sobre todo en el caso de Maite. “Mi madre el otro día tenía análisis de sangre. La tiene tan espesa que ni siquiera pudieron extraérsela. Después de varios intentos pudieron, pero se le quedó así el brazo…”, afirmaba la influencer a través de sus redes sociales.

La enfermedad de Maite Galdeando preocupa a su hija Sofía Suescun

Tras vivir este complicado episodio, los médicos decidieron cambiar el tratamiento que está siguiendo Maite. “El mes pasado le doblaron la medicación por el empeoramiento, pero confío en que se haya estabilizado todo”, expresaba Sofía Suescun. Muy preocupada, quería tratar de tranquilizar a todos sus seguidores pues resultaba evidente que algo estaba ocurriendo en su día a día. Fuerte y segura, Sofía es el pilar fundamental para su madre, igual que esta lo es para ella.

No es la primera vez que tanto madre como hija se sinceran acerca de la enfermedad de Maite. Diagnosticada a los 38 años, se trata de una dolencia que puede tener un desenlace fatal si no se trata y controla debidamente. Por el momento, Galdeano ha podido continuar con su día a día con la mayor normalidad posible.

Maite Galdeano

La salud de Maite Galdeano mantiene en vilo a su hija Sofía, siempre atenta y preocupada por el bienestar de su madre

A. Garofano

Maite ocultó la enfermedad a su hija

“Me salió cuando tenía 38 años. En la Clínica Universitaria de Navarra me hicieron pruebas de contraste y demás, es genético. Es una enfermedad desconocida y por eso no la saben dominar bien”. Así contaba Maite Galdeano en exclusiva para Lecturas cómo comenzó su lucha contra la enfermedad. Para no preocupar a nadie, la exconcursante se calló todo. “Esto del cáncer no se lo conté hasta hace poco. Antes le decía: 'La mamá tiene un problema en la sangre, como el abuelo, y se tiene que ir a tratar”.

Finalmente, se sinceró y explicó todo lo que le ocurría a su hija. “La cría, como es tan callada, se derrumbó. Nos ha pillado esto estando las dos juntas. Ella siempre me ha visto mal y ha sido testigo de cómo me incapacitaban”. Juntas han superado las adversidades, Seguro que ahora tienen la misma suerte.