Aramís Fuster ha sufrido un coma diabético que casi le cuesta la vida y del que aún se está recuperando. La noticia la ha dado María Patiño en 'Socialité', que ha podido hablar con la vidente ya más recuperada pero con el susto en el cuerpo. Aramís puede contarlo gracias a un amigo que, preocupado, pasó por su casa encontrándosela inconsciente en el suelo. La bruja, que el próximo jueves 31 de diciembre celebrará su 70 cumpleaños, vive sola y ha confesado que llegó a sentir que se moría.

Artículo relacionado

"Sientes que dejas de sentir. No sé el tiempo que estuve inconsciente y gracias a un amigo que me ha salvado la vida... No lo voy a olvidar", ha explicado Aramís Fuster a 'Socialité'. La ex gran hermana ha explicado que ya se encuentra mejor pero tiene algunas secuelas: "Estoy muy confusa y tengo un dolor de cabeza muy fuerte".

Tras sufrir este coma diabético, Aramís Fuster se siente más débil y vulnerable que nunca. Ha sido un susto absoluto y tras verse en grave peligro asegura que solo podía pensar en reencontrarse con su madre fallecida y en la ausencia de sus hijos, con los que no tiene ningún tipo de relación desde hace años.

Aramis-Fuster-GH-VIP

"La vida es corta y quiero que sepan que el último aliento de mi vida será pensamiento en ellos. Siento que mi vida está llegando a su fin y cuando sea yo no me voy a oponer", ha dicho al programa de María Patiño en una conexión telefónica realmente afectada por lo ocurrido y haciendo un llamamiento para aprovechar cada minuto que podemos vivir.

Aramís Fuster lleva un par de años alejada del foco mediático, pero en una de sus últimas intervenciones televisivas, en 'GH VIP 6' llegó a decir, sin temblarle la voz: "Si me preguntaran a quien he querido más, si a mi madre o a mis hijos, diría que a mi madre, siempre". Tras sufrir este grave problema de salud parece que todos estos sentimientos se le han removido un poco.