Shakira y Gerard Piqué no van a casarse, al menos por ahora. Es lo que la cantante ha dejado claro durante una entrevista que le han hecho en el canal CBS, más concretamente en el programa '60 minutes', al que ha acudido para hablar de su participación en la Superbowl. Lo ha hecho junto a su marido y juntos han dejado claro que dentro de sus intenciones no está pasar por el altar, y tienen una razón para ello.

Artículo relacionado

"El matrimonio me asusta", ha empezado diciendo Shakira. La cantante no tiene miedo al compromiso, de hecho lleva casi una década al lado del futbolista y tiene con él dos hijos, pero sí a que la etiqueta 'matrimonio' apague la llama entre ellos: "No quiero que me vea como su esposa, sino más bien como su novia. Es como esa fruta prohibida", ha revelado la colombiana sin pelos en la lengua. Una forma de pensar que comparte con el padre de sus hijos que durante la entrevista le daba la razón con sus gestos.

shakira-pique

La cantante conoció a Piqué en 2010 y poco después ponía punto y final a su largo noviazgo con Antonio de la Rúa. Más tarde, empezaron un idilio que provocó que Shakira se mudara a Barcelona para empezar una nueva vida junto al deportista, del que ya no se ha separado. Pero ni el tiempo ni la rutina han conseguido que Shakira y Piqué pierdan 'emoción' en su relación, y no pensar en matrimonio es uno de sus secretos. "Prefiero mantenerle atento y que piense que todo es posible dependiendo de su comportamiento", ha explicado la cantante.

Shakira y Piqué han superado todas piedras que les han puesto en el camino y continúan felices con su vida juntos disfrutando de sus dos pequeños, Milan, que nació el 22 de enero de 2013, y dos años más tarde, Sasha.