Rocío Carrascose enfrentó el pasado miércoles a la que probablemente ha sido la entrevista más dura de su vida. En el ecuador de la emisión de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', la hija de Rocío Jurado quiso aclarar las dudas que habían surgido entorno a su relato en su reaparición en directo en un programa de televisión.

Visiblemente nerviosa, Rocío Carrasco relataba, por primera vez, el terrorífico suceso que rompió la relación con su hija Rocío Flores y aunque no quiso entrar en detalles dejó la puerta abierta a una posible reconciliación con sus hijos ya que, según ella, ese vínculo fraternal no se pierde nunca.

Artículo relacionado

Después de cuatro horas de entrevista, Rocío Carrasco atendió amablemente al programa 'Socialité' en exclusiva. Mucho más tranquila, la hija de Rocío Jurado afirmaba sentirse "bien", después del programa. "Entraba muy nerviosa pero estoy bien", afirmaba con una ligera sonrisa en su rostro.

Rocío Carrasco-Socialité

Rocío Carrasco habla para 'Socialité' tras la entrevista

Mediaset

Al ser preguntada si se sentía más liberada que nunca Rocío Carrasco decía que no: "No es más liberada pero si esto ha servido para esclarecer algunas dudas estoy satisfecha". A lo largo de estas semanas, la que fuera colaboradora de televisión ha recibido un aluvión de cariño y comprensión, algo que le ha hecho profundamente feliz: "Me quedo con el arrope que he sentido", admitía corta en palabras.

Artículo relacionado

Con respecto a la sorpresa que le dio su marido Fidel Albiac al entrar en directo en el programa para hacerle llegar su apoyo incondicional también de manera pública aseguraba que no se lo esperaba "ni por asomo" porque no es fácil para él pero "me ha vuelto loca". Antes de despedirse, Rocío Carrasco afirmaba con rotundidad que ya no tiene miedo a nada ni nadie: "He hecho esto porque me encuentro fuerte para hacerlo y ya el miedo pasó".