Lejos de los balcones malagueños y de Maria Teresa y Terelu, así ha pasado estas vacaciones Carmen Borrego. Acompañada por su marido y un grupo de amigos, la andaluza ha disfrutado de las buenísimas temperaturas en la Costa Blanca. El plan estrella lo tuvieron el viernes cuando acudieron a comer al Club Náutico de Campoamor, y disfrutaron de una paella de marisco.

Artículo relacionado

La semana pasada nos hacíamos eco de los dramas que se han sucedido en la vida de Carmen Borrego, la más desconocida de las hijas de Maria Teresa, que ha saltado a primera línea mediática tras el reality en el que las tres dejan ver algunas de las partes más privadas de su vida.

La relación de Carmen con Bigote Arrocet le ha costado a Carmen duros enfrentamientos con los colaboradores de Sálvame, especialmente con Mila Ximénez. Las acusaciones de la ex de Manolo Santana hacia Borrego, a quien acusa de tener una doble cara con la pareja de su madre, han desbordado tanto a Carmen como a su hermana Terelu, que según sus propias palabras, se sintió humillada y sola a raíz de esta desagradable situación.

En medio del momento más difícil de Terelu, llorando tarde si y tarde no por intentar defender a su hermana, cada una ha tirado hacia un lado en vacaciones y capean el temporal por separado. Borrego, que dijo en un plató que ella no era “Campos”, ha optado por alejarse de la popularidad que precede a su madre y hermana e intentar recuperar el anonimato que siempre tuvo.