Sara Verdasco está de enhorabuena. Su clínica de estética ha abierto sus puertas y ya ha recibido a su cliente más esperado, su hermano Fernando Verdasco. La joven está muy unida a su hermano, aunque el trabajo de él no les permita pasar juntos todo el tiempo que a ellos les gustaría. Por eso, cada vez que tienen ocasión se ven y disfrutan de tiempo juntos, y esta vez con una buena excusa: el nuevo negocio de Sara.

Artículo relacionado

"Finalmente probando la nueva clínica estética Sara Verdasco. Qué placer de tratamiento... estaría todo el día aquí metido dándome masajes", ha contado el tenista en un nuevo post de Instagram, en el que aparece de lo más relajado. El marido de Ana Boyer ha tenido que marcharse de Madrid pero tiene muy claro que volverá lo antes posible: "Solo puedo decir que en cuanto vuelva a Madrid voy de nuevo para hacerme otro tratamiento igual. Bueno un poco más largo...". Palabras a las que Sara ha respondido reposteando el post y escribiéndole: "Gracias hermanito" junto a varios emoticonos de corazón.

fernando verdasco

Sara Verdasco vivió un atropello por un conductor que se dio a la fuga en Miami en el año 2017 y estuvo muy grave. Tras el suceso, por el que llegó a permanecer varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos, disfruta de cada momento de la vida. Ahora está feliz de estrenar nuevo negocio, que no ha podido tener un padrino mejor, y encima ha podido disfrutar unos días de uno de sus grandes amores, su sobrino Miguel, el hijo de Verdasco y Ana Boyer, que nació el pasado mes de marzo.