Han intentado disimularlo y ponerle eufemismos, pero Sara Carbonero e Isabel Jiménez ya no forman parte de la vida de su exsocia Mayra del Pilar, y viceversa. Las periodistas lo han dejado claro este fin de semana que han pasado juntas en Corral de Almaguer, localidad Toledana y refugio de Carbonero y su familia cuando van buscando tranquilidad.

Isabel ha vuelto a demostrar el apoyo tan importante que está siendo para Sara después de que le diagnosticaran cáncer de ovarios, tras el infarto de Iker Casillas. Ambas amigas y socias de su propia marca de ropa, Slow Love, se han reunido con sus respectivas familias en las que los 'primos' Martín, Lucas y Hugo han hecho las delicias de sus papás.

Artículo relacionado

Nada fuera de lo normal, pues dada su estrecha amistad, es bastante común que compartan muchos momentos juntas con sus respectivas familias. Y más ahora que Sara e Iker se enfrentan a un momento tan duro debido a sus problemas de salud. Sin embargo, este fin de semana casualmente ha tenido lugar un romántico evento en el que su ausencia ha tenido indirectamente un enorme peso.

Mayra del Pilar, fundadora y exsocia de Slow Love, se daba el 'sí, quiero' en un precioso y original enlace celebrado en El Cabildo de La Adrada (Ávila), y donde Tania Llasera ha ejercido de maestra de ceremonias, dejando clara la estrecha amistad que la une con la estilista de Mediaset. Una boda de la que Sara e Isabel se deben haber enterado por terceros, pues ni siquiera siguen ya a Mayra en redes sociales (aunque ella sí que continúa siendo su 'follower').

Según justificaba Isabel hace tiempo, la estilista se había apeado del proyecto empresarial común porque "por circunstancias personales" no había podido ofrecer la "implicación y disponibilidad" que requería la empresa. Pero, aún así, recalcaba que "fue una decisión muy coherente, pero no ha pasado nada". Para encontrar la última foto publicada en redes sociales en la que aparecen las tres juntas hay que remontarse a 2017. Este hecho y lo que refleja su actitud reciente sugieren algo muy diferente a las declaraciones de la presentadora de Informativos Telecinco.