Sara Carbonero ha celebrado este 3 de febrero su 36 cumpleaños. Una fecha especialmente importante para ella que llega unos meses después de que la periodista terminase satisfactoriamente con su tratamiento contra el cáncer de ovarios que le fue diagnosticado la pasada primavera.

Con la vista puesta al futuro, tal y como quiso mostrar Iker Casillas en su felicitación de Instagram, Sara ha querido tener unas sinceras y emotivas palabras con todos sus seguidores, donde ha hablado de manera metafórica de cómo ha cambiado su vida y cómo la planea vivir a partir de ahora.

Artículo relacionado

Sara Carbonero

La presentadora ha definido su situación con el término KAMA MUTA, que significa: "conmoverse, llenarse de amor o admiración". A partir de ahí, Sara habla de sus sentimientos a través de estas palabras: "Define ese instante en el que nos sentimos tan llenos de afecto, de sorpresa o admiración hacia algo o alguien que no tardan en asomar las lágrimas en nuestros ojos".

Lejos de quedarse ahí, la joven es capaz de identificarlo con las pequeñas cosas que le suceden todos los días: "Intento que no pase un solo día sin sentirlo. Como hoy, mientras leía todas las felicitaciones por mis 36". Pero ha sido la última frase de su emocionante carta la que nos ha dado un pellizco en el corazón y es que tras este difícil año en cuanto a la salud se refiere ha querido subrayar cuál ha sido su mejor regalo de cumpleaños: "Es un año en el que cumplirlos ha sido el mejor regalo posible. Gracias por tanto cariño e inspiración".

Las reacciones no se han hecho esperar y en unas horas ya contaba con más de 90.000 'me gusta' y cientos de mensajes que resaltaban su belleza en una imagen donde se muestra de lo más nostálgica pero sin perder esa sonrisa que le caracteriza.