Que Sara Carbonero vivió sus años más felices en Oporto no es ningún secreto y aunque volvió a Madrid hace más de dos años, la periodista sigue manteniendo contacto con esa "familia que se elige". Filipa Cardoso y Ana Carolina, dos de las personas más importantes para Sara durante su estancia en la ciudad portuguesa han viajado hasta la Mancha para disfrutar de unos días de vacaciones juntas. Un precioso reencuentro que la exmujer de Iker Casillas no ha dudado en compartir a través de Instagram.

Artículo recomendado

Vestido con zapatillas, el look de Sara Carbonero que siempre funciona

Vestido con zapatillas, el look de Sara Carbonero que siempre funciona

Aunque lejos del río Duero, Sara Carbonero ha sido muy feliz con la visita en la que ha actuado de anfitriona de lujo. "Vivir es un placer genial y sensual", escribía junto a una batería de imágenes de lo que ha sido este día de turismo por Campo de Criptana: un rincón cargado de historia y los sueños de don Quijote. "Donde sea, con ellas", manifestaba haciendo gala del fuerte vínculo que existe entre ellas a pesar de la distancia. Un día muy especial en el que han estado acompañadas por sus hijos y al que ponían la guinda con una mágica puesta de sol con los molinos de viento como grandes protagonistas.

Sara Carbonero

Sara Carbonero de turismo por la Mancha

Instagram @saracarbonero

Como cada año, Sara Carbonero está apurando sus días de vacaciones en Corral de Almaguer (Toledo), su hogar. Allí rememora los momentos más felices de su infancia y observa a sus dos hijos mientras disfrutan de la magia del pueblo. Allí adquirió una enorme casa hace cinco años que seguro ha sido el lugar en el que ha recibido a sus amigas portuguesas.

La vuelta al cole es inminente y con ella el regreso de la bendita rutina. Sara volverá a ponerse al frente del programa 'Que siga el baile' en Radio Marca mientras disfruta de su noviazgo con Nacho Taboada.