Si alguien tenía dudas de la malísima relación entre Antonio David Flores y Kiko Jiménez, este martes en 'Sálvame' lo han dejado cristalino. Ambos colaboradores se han enzarzado en un crudísimo enfrentamiento en directo, a propósito de la demanda millonaria que el ex guardia civil perdió hace ya dos décadas contra Rocío Jurado, sobre quién estará dedicado el próximo 'Hormigas Blancas'.

No ha hecho falta ni que compartieran plató, pues Antonio David se encuentra cumpliendo cuarentena desde el positivo de Marta López. Sin embargo, ese 'handicap' no ha hecho que baje la intensidad del mal rollo con Kiko Jiménez. Y es que se tienen muchas ganas. El novio de Sofía Suescun ha echado en cara que el padre de Rocío Flores "idolatre" a su exsuegra cuando "le puso una demanda millonaria" que luego perdió y por el que fue condenado a pagar unas elevadísimas costas. Asimismo, ha deslizado que el tertuliano habría recurrido a Gloria Camila para que intercediera entre él y su exmujer, Rocío Carrasco, para que le condonara esa deuda, que según también ha afirmado Kiko, todavía la seguiría pagando.

Artículo relacionado

Antonio David, loco de ira, ha negado cada una de las palabras que ha pronunciado Jiménez, aunque no ha aclarado si sigue arrastrando el pago de las costas de aquel juicio. "Tú si no das el numerito no te quedas tranquilo, chaval. Que dejes de pegar tiritos. Habla de tu suegra, habla de tu novia y de todas las historias, que hay mucho de lo que hablar", le ha espetado, tajante.

Sálvame

La bronca que han protagonizado se ha puesto especialmente desagradable cuando han empezado a lanzarse la munición más letal, que ha llevado al exmarido de Rocío Carrasco a afirmar: "Voy a ir a ponerte una demanda. Al menos, ten información para hablar con propiedad". Carlota Corredera se ha visto obligada a intervenir para que la sangre no llegara al río y se ha concentrado en los aspectos más importantes de las confesiones de Antonio David; por un lado, la cuestión de la que más se arrepiente de la demanda contra Rocío Jurado, y por la otra, si continúa pagando la deuda.

Artículo relacionado

Sincero y entonando el 'mea culpa', Antonio David Flores ha acabado admitiendo que "lo que yo viví con Rocío Jurado lo sabe poca gente, independientemente de que después se deteriorara. Fue durante el matrimonio con su hija, y después de eso, ocurrieron cosas muy desagradables, que con el paso del tiempo te acabas arrepintiendo. (...) Me arrepiento de mi relación con Rocío que, cuando terminé mi separación, y ella habló alguna cosas de mí que no me gustaron, la demandé. Estuve muy mal asesorado por un abogado que igual no habría tenido que contratar". Y ha subrayado: "Eso no significa que la labor de ella como abuela, como madre y como esposa y como artista no se lo valore".

A propósito de que haya pedido en algún momento a Gloria Camila para que intercediera entre él y Rocío Carrasco para que se le perdone la deuda de aquella demanda, Antonio David se ha escudado en la relación inexistente de las hermanas desde hace años. Kiko Hernández ha intervenido en el tenso cruce de acusaciones entre ambos colaboradores para explicar que la deuda que arrastraría el padre de Rocío Flores no se puede condonar de ninguna de las maneras, "porque el juicio ya se ha celebrado y hay unas costas que se tienen que pagar. Ese dinero no va para nadie de la familia, sino para los abogados, los procuradores...".