Kiko Hernández se reincorporó a 'Sálvame' tras el confinamiento hace casi un mes y desde entonces ha dado mucho que hablar. Tras abrir el cajón de los secretos del programa le hemos visto protagonizar tensos enfrentamientos con algunos de sus compañeros, como Lydia Lozano, o su gran amiga Marta López. Precisamente con esta última fue el protagonista de 'La última cena', el pasado viernes, donde tras cocinar un controvertido menú el colaborador y presentador acabó derrumbándose tras enviar un misterioso mensaje. "Llevo una semana muy jodido...", dijo con los ojos llenos de lágrimas y mirando a cámara añadió: "pero todo va a salir bien, te quiero mucho".

Artículo relacionado

Tras este momento, Kiko ha vuelto a Sálvame pero su actitud ha seguido inquietando a sus compañeros. Así, cuando Carlota Corredera ha contado una anécdota con él de su boda se ha marchado del plató de buenas a primeras dejando a todos sin palabras. "Kiko igual no tiene tan buen recuerdo de mi boda. El salmorejo que te tiré... pero me quieres igual, ¿verdad? ¿Estás animado hoy?·, le preguntaba Carlota, sus palabras han sido para Kiko Hernández casi como una invitación para abandonar el plató: "No es el día para las bromas, no", ha dicho.

Pero Kiko Hernández ha vuelto al plató a los pocos minutos y ha seguido con el programa como si tal cosa, muy activo incluso ha respondido a una de las preguntas más controvertidas de la tarde. Y eso que él no es muy dado (por no decir nada) a hablar de sus intimidades. Así, los colaboradores han recuperado el juego que empezaron en 'La última cena' del 'yo nunca', y una de las preguntas no podía ser más personal y comprometida: "Yo nunca he pagado por mantener relaciones sexuales". En ese momento Kiko se ha levantado sin ningún reparo: "Yo sí he pagado,", ha dicho y ha buscado apoyo moral en su amiga Marta López: "¿te acuerdas?".

Marta comentaba que en realidad pagó "un buen amigo suyo" y que fue, "en Castellón", hace muchísimos años. "Se pagaba en pesetas", ha compartido Kiko Hernández, que ha querido dejar claro que "ya no" lo volvería a hacer.