De la enemistad de Carmen Borrego con sus ex compañeros de 'Sálvame' han corrido ríos de tinta. La colaboradora se marchó del programa en el que trabajaba hace más de un año después de su agria polémica en 'Sálvame Okupa', tras ella salió del programa su hermana Terelu Campos. Un año muy duro para Carmen del que ha salido fortalecida. La hija de María Teresa Campos al fin se ha encontrado con fuerzas de reencontrarse con las personas que tanto daño sintió que le hicieron y contra las que, más de una vez, abrió fuego desde su actual programa 'Viva la vida', y viceversa.

Artículo relacionado

Ha pasado más de un año de su peor momento personal y profesional, pero Carmen ha vencido su miedo al plató del Deluxe. Con esta revista ha hablado en exclusiva de las cuentas pendientes con sus ex compañeros de Sálvame cargando duramente contra algunos de ellos, como Kiko Hernández o María Patiño. Esta noche se ha sentado cara a cara con Patiño y le ha dicho TODO lo que llevaba dentro. "Tienes la capacidad siempre de sorprenderme", le empezaba diciendo María Patiño, pero Carmen no se ha achantado: "Todo tiene su tiempo, se han dicho muchas cosas. Nunca me he sentido enemiga de nadie, ha llegado el momento de hablar todo con claridad".

Carmen Borrego, fuerte y tranquila, ha vuelto a 'Sábado Deluxe' con un firme objetivo: "He cometido el error de hablar en caliente pero eso no quiere decir que no asuma mis palabras, porque así las sentía (...). Creo que es momento de decirnos a la cara lo que hemos dicho por detrás y que de una vez por todas se acabe la guerra. No soy rencorosa, no vengo aquí por un tema económico sino por una cuestión laboral". "No tengo ningún problema en estar aquí contigo pero creo que tú te has pasado mucho conmigo y creo que tus palabras han sido desmesuradas en muchos momentos", le ha dicho Carmen a María con mucho arrojo.

CARMEN BORREGO Y MARÍA PATIÑO

La hermana de Terelu Campos ha reconocido que 'Sábado Deluxe' fue el primer programa en el que le dieron la oportunidad de colaborar, y por eso se ha decidido a sentarse tras "muchas propuestas por parte de la dirección" en todo este tiempo. Y, con el corazón en la mano, le ha dicho a María Patiño lo que sintió: "Las circunstancias me llevaron por delante. No era capaz de ejercer mi trabajo, me aterroricé. Pero estoy preparada para oír todo lo que me tenéis que decir y para no descontrolarme". María Patiño, sin muchas ganas de tender la mano, ha insistido en que no tiene la capacidad de entenderla, pero Carmen Borrego se ha mostrado muy tranquila y con ganas de hablar: "Yo no me escondo de nada, uno evoluciona y si no evolucionamos mal iríamos".

Carmen Borrego es una mujer nueva tras una etapa muy dura en la que ha superado el Covid-19, un calvario que relató en exclusiva a Lecturas.