En la vida de Rosa Benito (61) hay un antes y un después de su paso por ‘Supervivientes’. Y no hablamos solo del físico, sino también de su cabeza, de su mentalidad. Rosa ganó la edición de 2011 del popular concurso y aquella mujer que poquísimo pensaba en su bienestar, que llevaba años poniéndose la última porque antes estaba el bienestar de su marido, Amador Mohedano, y el de sus cuatro hijos, se convirtió en esa mujer cañón que ahora podemos ver, en biquini, disfrutando de un bonito día de playa con una amiga.

Rosa Benito, su amiga y representante Yolanda Rubio y la hija de ésta, disfrutaron hace unos días de una corta escapada a una playa del Levante español cercana a Gandía. Se hospedaron en un pequeño hotel de la zona y hacia las seis de la tarde fueron caminando hasta a la playa. Eligieron esa hora porque suele haber menos gente y la radiación solar es menor.

Podrás leer el reportaje y ver las fotos exclusivas en la revista Lecturas.