“Maravillosa sorpresa”, califica Belén Esteban al descubrir que sobre su cama del hotel donde está pasando sus vacaciones reposaba un manto de pétalos de rosa con forma de corazón. ¿Y este detalle? Cosa de Miguel, que ya sabemos que cuando se pone en plan Cupido, angelote del amor, nadie le gana.

Artículo relacionado

El conductor de ambulancias tiene ganada a su pareja con gestos como este. El chico de Belén es un romántico empedernido de esos que no abundan, que aprovecha cada ocasión que tiene para declarar lo loco de amor que está por su la princesa del pueblo, su princesa.

La pareja, solo unos días atrás, visitaba de donde es natural Paula Echevarría, Candás, en Asturias. Estos novios le han cogido el gusto a pasar el verano en el Norte huyendo del calor asfixiante que estos días hace en la capital y o en el Sur. Años atrás han escogido Galicia y Asturias, y este, tras una escapada a Menorca al comienzo del periodo de descanso, ambos han encontrado cobijo en la tierra de Lara Álvarez. Mieres, Gijón, Candás… ¡no se están dejando lugar de la costa por visitar!

Sus fans se han quedado sin palabras al ver el detallazo de Miguel con su pareja, con la que se dio una segunda oportunidad hace justo dos años. ¿Será este pequeño homenaje amoroso parte de un regalo de aniversario? Recordemos que en 2015, tras haber estado unos meses separados a raíz de una infidelidad de Miguel, la pareja volvió más enamorada que nunca. Dieron una segunda oportunidad a lo suyo y, desde entonces, son inseparables. Belén no tiene problemas en reconocer que “su ‘Míguel’ es el hombre de su vida” y ha manifestado en incontables ocasiones que le encantaría casarse con él una vez que haya solucionado sus problemas judiciales con Toño.