Rocío Flores salía esta mañana de la clínica en la que se ha sometido a una nueva operación estética con cara de dolor y casi sin poder andar. Meterse en el coche que la llevaría a su destino, donde seguirá con su mejoría, le costaba la misma vida, hasta el punto de necesitar que una de las trabajadoras del centro en el que se ha intervenido le ayudara para poderse poner el cinturón de seguridad.

Artículo recomendado

Rocío Flores da los últimos detalles sobre su complicada operación de pecho

Rocío Flores da los últimos detalles sobre su complicada operación de pecho
Olga Moreno

Ayer fue el día escogido por Rocío Flores y Olga Moreno, sí, las dos, para someterse a una intervención de carácter estético en una conocida clínica, que suele trabajar con numerosas famosas. Tal y como han informado desde ‘El programa de Ana Rosa’, espacio en el que la más joven colabora, primero se intervino la ex de de su padre, y por la tarde ella. De hecho, la operación de Flores fue algo más complicada puesto que tardaron más horas en obtener el resultado que se buscaba. La de Moreno fueron tres.

Artículo recomendado

Olga Moreno se retoca la cara entre rumores de nueva relación

Olga Moreno se retoca la cara entre rumores de nueva relación

Esta mañana, a eso de las doce del medio día, Rocío Flores y Olga Moreno, vistiendo sendos chándales y ropa amplia, salían del centro estético. Y es que, a lo largo de todo un mes, tendrán que llevar unas fajas médicas; un procedimiento clásico y normal en intervenciones como liposucciones, lipoesculturas o remodelados de cuerpo y faciales. De esta manera, los doctores se aseguran que el resultado logrado sea óptimo. Tal y como han deslizado desde el programa en el que Ro colabora, tiene por delante una recuperación dura. “Reposo durante una semana, nada de deporte en 3 semanas y, dentro de más o menos un mes, podrán empezar a hacer vida normal”.

Todos los retoques de Rocío

Recordemos que esta no es, ni mucho menos, la primera operación estética de Rocío Flores. Hace pocos meses se hizo un retoque en el pecho, y, el año pasado, se extrajo las bolas de bichart, lo que provocó que su rostro se afinara. Además, pinchazos de bótox y ácido hialurónico, para evitar la formación de arrugas y acabar con la forma que no le gustaba de su nariz. Esta nueva intervención se suma a una, cada vez más larga, lista de retoques estéticos que la colaboradora se está realizando desde que saltó a la fama a raíz de su paso en ‘Supervivientes’.

rocio florses