Rocío Flores está exprimiendo al máximo el tiempo que pasó alejada de toda su familia mientras estaba en los Cayos Cochinos. Nada más abandonar ‘Supervivientes 2020’ tras cumplir la cuarentena obligatoria, la joven se trasladó a Málaga para reencontrarse con Olga Moreno, sus hermanos David y Lola y, por supuesto, con Manuel, de quien no se ha separado en ningún momento.

La joven no podría estar más feliz con su vida en Málaga y no para de hacer planes con todos sus seres queridos para así compensar los más de tres meses que ha pasado alejada de la ciudad andaluza. Durante las últimas semanas, Rocío se ha separado de ellos lo mínimo posible y tan solo ha acudido a algunos compromisos en Madrid, donde, además, también ha seguido rodeada de los suyos, en este caso de Gloria Camila y su padre, Antonio David Flores.

Artículo relacionado

A pesar de la ausencia de su madre y el dolor que esa situación le provoca, la hija de Antonio David Flores ha dejado claro que no necesita a Rocío Carrasco para ser feliz. A través de las redes sociales, sus seguidores han podido ser testigos de cómo ha sido su día a día tras volver completamente renovada a España y dispuesta a cambiar muchas cosas.

Lejos de Rocío Carrasco, la exconcursante de ‘Supervivientes’ ha sido capaz de construir una vida en la que no podría estar más a gusto. Junto a todos sus seres queridos, la joven ha conseguido suplir la triste ausencia de su progenitora. ¡Dale a play para ver cómo es su vida ahora!