¡Menudo planazo! Hace unos días que Rocío Crusset puso rumbo a Punta del Este (Uruguay) para pasar la Nochevieja y los primeros días de 2020 junto a sus amigos y su pareja. La hija de Carlos Herrera y Mariló Montero ha hecho las maletas y ha volado junto a sus amigos la modelo Marta Ortiz, la pareja de ella, Mario Carranza Gómez, consejero delegado de Amovens. y su pareja, el empresario de origen italiano Maggio Cipriani. Desde que llegó al paraíso, como así han calificado al lugar al modelo y su amiga Marta Ortiz, no ha parado de compartir momentos: desde la bienvenida al nuevo año, pasando por los momentos de risas y copas y, como manda la tradición, la clásica foto en bikini.

Artículo relacionado

Y ha sido precisamente la foto en bikini la que ha preocupado a sus fans y la misma por la que Rocío Crusset, que hace unos meses fichó como modelo de la web de Victoria’s Secret y de la firma de moda favorita por las influencers, Revolve, ha estallado. Sus seguidores le han llenado de comentarios el post. “Por Dios!darle de comer,se salen las costillas. Que pena con esa cara y ese cuerpo que tenías,eras una belleza,rectifica y vuelve,por favor”, escribía unas de las seguidoras. “Con todos mis respetos y para mi gusto,demasiado delgada”, posteaba otra.

Rocío Crusset

La modelo no ha tardado de contestar a todos esos comentarios que se han acumulado en su cuenta de Instagram. Chicos, tranquilos, que este es mi segundo plato de pasta y puede que caiga un tercero. No os preocupéis por mí, que estoy del carajo”, ha zanjado la polémica Rocío Crusset con una foto en Instagram Stories de un plato de pasta. ¡Y mientras ellos critican, Rocío Crusset goza bajo el sol uruguayo!

La respuesta de Rocío Crusset a los haters