Rocío Carrasco tuvo para todos en el especial 'El precio del silencio', pero sobre todo, quiso dejar bien claro que Fidel Albiac, su marido y la persona en la que más confía, no es ese ser tóxico que le aporta negatividad a su vida, tal y como afirmaron tanto su hermana, Gloria Camila Ortega, como su hija, Rocío Flores.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco pone contras las cuerdas a su tío José Antonio en su fuerte discusión en directo

Rocío Carrasco pone contras las cuerdas a su tío José Antonio en su fuerte discusión en directo

Gloria Camila había declarado en 'Ya son las 8' que Fidel Albiac llamaba constantemente a José Ortega Cano, tras morir Rocío Jurado, para ver cuándo iban a abandonar la casa porque se tenía que vender, motivo por el cual, a los seis meses de fallecer la más grande, el torero y sus dos hijos se mudaron y abandonaron la casa de la Moraleja, el que había sido el hogar familiar. "Fidel nos invitaba a irnos", dijo Gloria Camila.

Rocío Carrasco desmintió las palabras de su hermana y sacó las uñas por Fidel: "Fidel no ha llamado a nadie para decir que se fuera de ningún sitio. A José Ortega Cano nadie le obliga a irse de la moreja pasados seis meses", afirmó Rocío Carrasco, que continuó su alegato diciendo: "Es Rocío Jurado quien dice que no quiere que Ortega viva ahí y quiere que se venda la casa en dos años. José hace sus maletas en sus tiempos, ya que decide que no tiene que estar en la casa cuando la gente empiece a ir a verla".

También tuvo palabras para su hija, Rocío Flores, que aseguró en 'El programa de AR' que "Fidel es un ser de luz, sin luz". A Rocío Carrasco no le gustó que Rocío Flores hablara de manera tan despectiva de su marido. “Cuando ella dice que el otro ser lo que menos tiene es luz, tiene luz, claro que tiene luz, aunque os habéis dejado los cuernos todos para que la perdiera, pero no la ha perdido y cada día brilla más", dijo, tajante.