En la segunda parte de la docuserie de Rocío Carrasco, la hija de la más grande ha ido poniendo en su sitio, punto por punto, a toda su familia materna. En el último episodio de 'En el nombre de Rocío', la Carrasco habló del desplante que Rosa Benito le hizo a Rocío Jurado estando ya enferma de cáncer. Un desplante que hundió a Rocío Carrasco, quizá porque jamás se lo hubiese esperado de su tía, tan unida durante tantos años a su madre.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco se derrumba ante las palabras de su madre hacia Fidel Albiac

Rocío Carrasco se derrumba ante las palabras de su madre hacia Fidel Albiac

"Con Rosa tengo anécdotas con las que ella me sacaba una sonrisa, durante la enfermedad y en Houston, y para mí eso era muy importante. Pero hay una etapa en la que ella, por ese afán de querer colocarse en ese mundo, quizás no estuvo a la altura con ella", comentó Rocío Carrasco.

"Unas navidades, antes de irnos a Houston definitivamente, mi madre estaba en la cama y tenía muchas raíces en el pelo. Entramos en la habitación Fidel y yo y nos la encontramos llorando, y nos dice: 'Mirad lo que me ha pasado. He llamado a Rosa para que venga a teñirme y me ha dicho: '¡Cómo voy a ir a teñirte si ahora me peinan a mí!", en referencia a que Rosa ya estaba colaborando con Ana Rosa y hacía uso del servicio de maquillaje y peluquería de Telecinco.

La respuesta que Rosa Benito le dio a Rocío Jurado, hasta el punto de provocarle las lágrimas a la cantante, le sentó muy mal a Rocío Carrasco. "A mí eso me dio un hostión… Ese desplante ocurrió. Mi madre era muy presumida y a ella no le gustaba verse con canas ni tan delgada, y tuve que llamar a Conchi, hermana de Ortega, que tiene una peluquería, para que viniera a peinar a mi madre", dijo Rocío.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco desenmascara al 'topo' que contó el momento más humillante de su madre

Rocío Carrasco desenmascara al 'topo' que contó el momento más humillante de su madre

Con la enfermedad y posterior fallecimiento de Rocío Jurado, la mujer gracias a la cual vivía toda la familia Mohedano Jurado pues todos, en mayor o menor medida, trabajaban para la cantante, fue un durísimo golpe no solo a nivel emocional, sino también económico. "Ellos veían que su fuente de ingresos se secaba. Bien porque veían que estaba fuera, bien porque pensaban que se iba a secar del todo", explicó Rocío.

El desembarco de Rosa Benito en Ana Rosa o de Rosario Mohedano en 'Gran hermano VIP', no fue visto con buenos ojos por Rocío Jurado. "¿Cómo lo vivió mi madre? Yo no sé cómo lo vivió, pero sí sé que no estaba conforme. Sí sé que sufrió algún desplante que otro. Sí sé que se sintió sola en muchas ocasiones y que contemplaba con mucha tristeza que todos se fueran ‘ubicando’ cuando ella no tenía claro qué iba a pasar", concluyó Rocío Carrasco.