“De Gloria tengo que decir que yo tengo recuerdos muy buenos”. Rocío Carrasco ha avanzado un paso más en su historia vital. La hija de Rocío Jurado, en el segundo capítulo de ‘En el nombre de Rocío’, se ha adentrado en el matrimonio de sus padres y en su posterior separación. Una ruptura que tiene nombres y apellidos: Amador y Gloria Mohedano. “Mi madre sabía perfectamente quien era cara uno”, asegura Rocío. “Perfectamente. Pero yo no”. El papel de Gloria Mohedano cobra una enorme importancia tanto en la vida de Rocío Jurado como en su ruptura sentimental y el trato que dispensa a Rocío Carrasco a lo largo de los años.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco confiesa su mayor decepción con su tía, Gloria Mohedano, en 'En el nombre de Rocío'

Rocío Carrasco confiesa su mayor decepción con su tía, Gloria Mohedano, en 'En el nombre de Rocío'

“Con 44 años he llegado a pensar, viendo como se ha desarrollado todo y viendo la actitud posterior, que nada de lo que se hizo se hizo de corazón y que nada de lo que se hizo se hacía de manera desinteresada”. Rocío Carrasco guarda buenos momentos en su infancia con su tía Gloria Mohedano. Con ella pasaba los veranos mientras su madre, Rocío Jurado, se encontraba de gira. Allí, con Gloria y su marido, José Antonio, compartía los días rodeada de las hijas del matrimonio y de los padres de José Antonio. Unos veranos felices que, con el tiempo, ha ido comprendiendo que no lo fueron tanto. "Ninguna atención fue gratuita. Al final tú cuida de mi hija y tú te aseguras un sitio de verano de dos meses a gastos pagados", afirma Rocío.

A mi forma de entender el amor y el cariño y el afecto, no me quiso. De forma sincera y pura y desinteresada, no. Y hablo con el dolor de que al final te das cuenta de que poco más que has vivido una mentira. Y que las cosas se han desarrollado de una forma tan sumamente fea que al final lo que creías que era tu gente, tu familia, tu sangre, se te va venido al suelo y se te ha desmoronado”, explica Rocío Carrasco en referencia al apoyo que tanto Gloria como Amador Mohedano han mostrado hacia Antonio David.

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco en 'En el nombre de Rocío'.

MitelePlus

“Los has visto posicionados en el lado más contrario y más opuesto de tu vida y en el que más daño te hace y el que más daño te sigue haciendo”, zanja contra sus tíos.

“Mi madre era consciente”

Rocío Carrasco tiene muy claro que ese engaño solo le ocurrió a ella. Su madre, Rocío Jurado, conocía a la perfección como eran sus hermanos y también su padre, Pedro Carrasco, era consciente de todo. “Mi padre lo sabía con respecto a él y con respecto a ella”, explica Rocío. “Mi padre nunca se hubiese imaginado lo que ha sucedido con posterioridad. No se lo hubiese imaginado nunca. Y sin razón, ya que yo no les he hecho nada a ninguno”.

Uno de los episodios más controvertidos se refiere a un regalo que Rocío Jurado habría hecho a su sobrino. "Cuando mi primo se casa, mi madre le da a Gloria 200.000 pesetas de regalo de bodas para Antonio. Mi primo un día está en casa, coge el teléfono y es mi madre", explica Rocío Carrasco. La Jurado afeó a su sobrino no haberle dicho nada acerca del regalo. "Mi primo le dice que no tiene ni un regalo suyo", explica la hija de la cantante. "Gloria jamás le dio ese dinero a Antonio".