La reina Sofía vive este lunes 2 de noviembre un día muy especial: su 82 cumpleaños. Una fecha marcada en rojo en el calendario a la que llega al pie del cañón y refugiada en su actos oficiales tras hacer frente a los meses más difíciles de su vida. El trabajo se ha convertido en su mejor terapia para superar la soledad y todos los escándalos a los que se ha visto arrastrada por el rey Juan Carlos.

Artículo relacionado

Lejos de las grandes celebraciones familiares que se vivieron en otra época, como cuando cumplió 80 años y reunió en palacio a toda la familia excepto Iñaki Urdangarin, lo cierto es que la reina Sofía vivirá este día sola. Nada de comidas con fotografías distribuidas a la prensa ni celebraciones públicas, la Emérita se sentará a la mesa junto a su fiel escudera, su hermana Irene, quien se ha convertido en su confidente y mayor apoyo ante los últimos reveses de su vida.

Familia Real

La reina Sofía reunió a toda su familia en su 80 cumpleaños

GTRES

Queda la duda de si la princesa Leonor y la infanta Sofía acudirán a felicitar a su abuela en un día tan especial. Las hijas de los reyes Felipe y Letizia apenas tienen relación en su día a día con la mujer del rey Juan Carlos, a pesar de que viven en el mismo recinto. Públicamente, eso sí, la reina Sofía ha mostrado su compromiso con la heredera al trono, al acudir a los Premios Princesa de Asturias. Una celebración en la que se produjo la única fotografía de los miembros de la Casa del Rey juntos desde que estallaron todos los escándalos del Emérito.

Oficialmente doña Sofía alcanza los 82 años como uno de los miembros activos de la Casa del Rey, pero su presencia ha disminuido significativamente durante la pandemia. La madre de Felipe VI continúa al pie del cañón en actos solidarios o culturales y se ha dejado ver en Bancos de Alimentos de todo el país, en el que se ha convertido en su particular tour por España. Los ciudadanos también la han podido ver ayudando a liberar una tortuga en el Aquarium de Palma o como una voluntaria más mientras limpiaba las playas. Incluso se ha ido de tapas por Murcia.

Artículo relacionado

Tras pasar meses confinada en el palacio de Zarzuela y sin apenas contacto con el exterior, la mujer del rey Juan Carlos no parece estar dispuesta a volver a desaparecer durante tanto tiempo de la agenda de la Casa Real. Unos actos en los que la reina Sofía ha sacado su mejor sonrisa, para dejar claro que los escándalos de su marido no van con ella. Es más, en Palma se quitó el anillo de pedida. Un gesto muy contundente con el que escenificaba su ruptura pública

Los escándalos del rey Juan Carlos

Todo en un año muy complicado en el que ha vivido de primera mano los problemas del Rey Juan Carlos. Sus escándalos estallaban el pasado marzo y, en julio, tomaba la decisión de irse a vivir a Abu Dabi, en donde se encuentra en la suite del hotel más caro del lugar bajo la protección de la monarquía emiratí. Entonces llegaba la ruptura pública con su mujer, quien decidía continuar en España al pie del cañón.

Rey Juan Carlos Reina Sofía
GTRES

En los últimos meses, doña Sofía ha tenido que vivir los ataques de Corinna Larsen, quien no se ha olvidado de ella en sus últimas apariciones públicas. Lejos de entrar en el juego, la Reina emérita ha hecho suyo el dicho “al mal tiempo, buena cara” y ha seguido adelante con su trabajo. Todo para llegar a sus 82 años en una excelente forma física, con una vida sencilla y ajena a todas las polémicas, que no han podido con ella.