El entorno de Raquel Mosqueraya adelantaba este fin de semana que la recuperación de la peluquera iba muy bien y que, muy pronto, podría recibir ya el alta. La viuda de Pedro Carrasco sufría un brote psicótico tras varias semanas sometida a una intensa presión al revivirse los episodios finales de su relación con el que fue su marido. Ahora ya hemos podido ver a la peluquera llegando a casa, siempre acompañada de su marido, Isi, aunque intentando taparse el rostro para no ser reconocida.

Artículo relacionado

El brutal testimonio de Rocío Carrasco removía los cimientos de una historia que no ha llegado nunca a cicatrizar. La hija de Rocío Jurado ha decidido desgranar su vida y repasar algunos de los episodios que han marcado su existencia y de los que, hasta ahora, nunca se había pronunciado. Entre ellos, todo lo relacionado a los últimos meses junto a su padre y a las declaraciones que su viuda, Raquel Mosquera, ha ido contando en numerosas entrevistas.

Volver a revivir aquellos años hizo que Mosquera recayese en la enfermedad contra la que lucha. La peluquera era ingresada por un brote psicótico tras haber estado compartiendo diversos estados de instagram respondiendo a la hija de su difunto marido. Un revés que preocupaba a los suyos y del que, por suerte, ya se encuentra mucho mejor. Este mediodía hemos podido ver a Raquel llegando a su casa junto a su marido, Isi.

Raquel Mosquera

Raquel Mosquera regresa a su domicilio acompañada por su marido, Isi, tras recibir el alta

Gtres

Intentando pasar desapercibida y sin mostrar su rostro a las cámaras, la peluquera continuará su recuperación en casa. Su marido no ha querido separarse de ella en ningún momento.