Raquel Bollo ha reaparecido en televisión tras una semana complicada. La empresaria ha visto cómo desde ‘Sálvame’ han hablado de presuntos problemas económicos o algunas prácticas que no habría hecho de forma correcta en sus negocios. Hoy la colaboradora ha estado en ‘Viva la Vida’ y ha pasado una de sus peores tardes. Emma García ha acudido a hablar con ella a un set en el que han estado las dos solas. Y nada más sentarse, la presentadora ha revelado lo que ha sucedido justo antes tras las cámaras, algo con lo que ha revelado que Raquel Bollo ha estado a punto de tirar la toalla.

Artículo recomendado

Alma Cortés hace la competencia a su madre, Raquel Bollo

Alma Cortés hace la competencia a su madre, Raquel Bollo

Emma García ha contado que cuando se ha encontrado con Raquel Bollo antes de comenzar el programa, la colaboradora estaba llorando y planteándose dejar su trabajo en televisión. Algo que la colaboradora ha reconocido. “Estoy cansada, soy fuerte y tengo fuerza, pero mi fuerza la tengo gastar en mi vida de fuera. Mejor o peor, pero en mi vida. En mi proyecto, en mis ilusiones, en cosas que me hacen sentir bien”, ha asegurado angustiada. Y entonces le ha resultado inevitable romper a llorar en pleno directo.

Raquel Bollo

Raquel Bollo en 'Viva la Vida'.

Telecinco

Entre lágrimas, Raquel Bollo se ha confesado con Emma García sobre cómo se siente después de haber pasado unos días muy complicados y de cómo piensa gestionar todo lo que está sucediendo. “No voy a estar toda mi vida demostrando. Yo voy a demostrar donde creo que tengo que demostrar. Soy como soy. Y aunque sea una mujer fuerte, no quiere decir que no me afecte”, ha dicho llorando.

Además, Raquel Bollo está preocupada por su familia. En especial por sus padres. Si algo quiere evitar a toda costa es que ellos sufran. Muy emocionada les ha dedicado unas palabras al comentar que “yo me siento un poco culpable. Yo hice sufrir mucho a mis padres y digo, ¿cuándo van a descansar? Voy a mi casa y no me quieren ni preguntar. Y me duele que sufran”. En definitiva, Raquel ha vivido una tarde difícil en el programa durante la que no ha dejado de plantearse qué pasos dar para evitar más sufrimiento.