En casa de Eva González y Cayetano Rivera, a la hora de la cena, se ve Cuatro. El matrimonio prefiere comer viendo historias de amor de 'First Dates' que las entrevistas de Cárdenas, aunque eso suponga ‘engañar’ a la cadena que ha convertido a MasterChef en una sensación. En concreto, la cita de Sonia y Manolo le llegó al corazón a la presentadora y le arrancó una sonora felicitación.

Artículo relacionado

Sonia tiene 23 años, es gaditana y posee un carisma tremendo. Visitó el restaurante de Carlos Sobera para encontrar pareja, y el flechazo con Manolo, que adora cantar flamenco, fue instantáneo. Los dos quedaron prendados el uno del otro y se perdieron en una conversación interminable, caricias en las manos y primeras confesiones. Hacía tiempo que no veíamos una ilusión incipiente tan fuerte surgida al calor de los cócteles de Matías.

Eva, como toda la audiencia que anoche fue testigo de la cita, quedó prendada de la inocencia de la pareja en ciernes. Todos sabíamos que estábamos viendo algo especial por las emociones que se desprendían. La presentadora no pudo más que aplaudir a Cuatro y, en concreto, a ‘First Dates’ por regalarnos un instante con tanta magia.

Sonia y Manolo, además de ser jóvenes y estar pirrados por los huesitos del otro, también tienen trisomía en el par 21 de sus cromosomas, algo completamente secundario en esta historia, como que ella sea morena y lleve el pelo por la cintura o que él luzca flequillo.

A ella le llegó al corazón que él le dedicara una canción, Manolo dice que Sonia es “su sueño hecho realidad”. Tienen mucho en común, y los dos están deseando tener alguien con el que compartir arrumacos.

“¡Qué bonito es el amor!”, decía la gaditana en un momento de la cena, estrechándole la mano a su cita a ciegas, leyéndonos la mente a toda la audiencia, a Eva la primera.