La princesa Eugenia de York ha usado su cuenta de Instagram para hablar de la dolorosa enfermedad que padece. La hija de Sarah Ferguson y del príncipe Andrés ha mostrado unas radiografías que reflejan su dolencia, la escoliosis.

Artículo relacionado

Con motivo del Día Internacional de Escoliosis, Eugenia realizó una visita al Royal National Orthopaedic Hospital de Londres. La princesa aprovechó la ocasión para publicar un link a un vídeo en el que cuenta su experiencia con la enfermedad, que le fue diagnosticada a los 12 años.

“Me diagnosticaron escoliosis y me dijeron que necesitaba una cirugía correctiva. Fue aterrador para una niña de 12 años. Todavía puedo recordar vívidamente lo nerviosa que me sentí en los días anteriores a la operación”, relata la hija de Sarah Ferguson y del príncipe Andrés.

La princesa Eugenia de York ha querido dar las gracias al área médica del hospital que la trató. “Ellos me hicieron mejor y ahora estoy encantada de ser su madrina. Quiero dar las gracias al increíble equipo del Royal Orthopaedic National que trabaja incansablemente para salvar vidas y hacer mejor a la gente.”, dice la joven en su Instagram.

Eugenia se sometió cuando era una niña a una operación que duró hasta 8 horas. En la intervención le introdujeron dos varillas de titanio de veinte centímetros a cada lado de su columna. Además, le insertaron en la zona superior de su cuello varios tornillos de cerca de cuatro centímetros.

La operación tuvo a la princesa tres días en cuidados intensivos. Además, pasó una semana en camilla y seis días en silla de ruedas. La intervención resultó un éxito y Eugenia logró caminar con normalidad.

La hija de Sarah Ferguson ya cuenta con 258.000 seguidores en Instagram. En total fueron seis las imágenes que publicó en el Día Internacional de Escoliosis. En ellas, además de la radiografía de su espalda, puede verse al equipo médico del hospital que visitó.