Dos años y cuatro meses después de que Belén Esteban iniciara el proceso judicial contra Toño Sanchís y su agencia de representación, la batalla judicial ha llegado a su fin. Este 9 de abril, la Audiencia Provincial de Madrid ha dado la razón nuevamente a Belén, casi un año después de que lo hiciera en primera instancia Juzgado nº 2 de Torrejón de Ardoz. Debido a que Toño recurrió la sentencia, ahora el colaborador de 'Viva la vida' deberá abonar 600.000 euros, en los que están incluidos los 388.868,14 euros que le debe a Belén, las costas y los intereses de demora. La sentencia es irrevocable por lo que la victoria de Belén sobre Toño ha sido aplastante.

Después de la exultante felicidad de la de San Blas, quien también ha reaccionado ha sido su exrepresentante. Sanchís solo ha hablado con Morning Glory, el programa de Radioset donde colabora, mientras que su amiga Olvido Hormigos ha acudido a 'Sálvame' para contar cómo se encuentra tras el mazazo judicial.

Artículo relacionado

Toño se ha mostrado más cauto que en los últimos meses, aunque sigue defendiendo su inocencia. "Ahora voy a estudiar la repuesta que vamos a hacer al recurso", ha contado esperanzado y con la vista puesta en "estudiar qué posibilidades se me abren, y cuáles se me cierran".

Según ha contado Gema López, ahora se abre un período de veinte días para hacer un recurso extraordinario, pero que se intuye infructífero. Asimismo, ha hecho dos aportaciones valiosísimas en directo: "Belén solo ha podido demostrar un millón de euros de todo lo que se habría apropiado ilegalmente Toño, pues muchos de los contratos se habían firmado con empresas que han quebrado. Muchos documentos se han perdido y cabría la posibilidad que el dinero estafado podría haber sido del doble de lo demostrado". De ahí que Kiko Hernández ha afirmado que su compañera estaría pensando en presentar una demanda por lo penal y pedir más documentación y más contratos que no se han podido demostrar y que, con esta sentencia, va a ser más fácil reclamarlos.

Según ha explicado Omar Suárez, reportero de Sálvame, Toño está tranquilo porque "tiene sus ahorros y cuenta con ese contrato millonario que firmó para concursar en 'GH VIP 5' y que negoció en función de los días que pasó dentro de la casa". Una suma de dinero que Kiko Hernández ha calculado en unos 240.000 euros.

Olvido Hormigos, que sigue siendo su representada y su amiga, ha acudido al programa a defenderle en directo. Según la exconcejala, "Toño no está mal, porque sabía que podía ser favorable a él o que pasara lo que ha pasado. Va a hablar con sus abogados y está tranquilo". Y no ha perdido la ocasión de atacar a Belén Esteban: "Ella estará muy contenta, pero la conciencia tranquila no la tendrá. Le ha ganado un dinero que es de Toño y que se lo ha ganado con mucho esfuerzo".