Alessandro Lequio le puso nombre a la lucha a la que se enfrenta su hijo Álex hace solo dos semanas: “El cáncer es una enfermedad dura y larga”, dijo con voz quebrada; y ahora ha sido el joven y la madre de este, Ana Obregón, quienes han hablado, por primera vez desde que se hizo público, acerca de cómo están viviendo este durísimo momento.

Artículo relacionado

Perdonad estos 4 meses de silencio en los que como madre entenderéis lo que estoy pasando”, escribe Obregón en redes, donde no había publicado absolutamente nada desde que se supo que Álex estaba enfermo. La presentadora ha estado centrada en arropar a Álex en Nueva York, donde ambos se trasladaron y donde el joven recibe tratamiento en uno de los centros más prestigiosos de todo el mundo. La familia se ha mantenido fuerte y unida en estos meses, en los que han celebrado el 26 cumpleaños del emprendedor de la manera que jamás habrían querido. Ana tacha de “pesadilla” esto que les ha tocado vivir, pero, positiva, espera que acabe pronto. “No vemos la hora de volver a España”, concluye su primer mensaje en el que ha dado las gracias por todo el cariño recibido. Tanto madre como hijo desean regresar cuanto antes a su país pues significará dos cosas: una, que la salud de Álex ha mejorado de manera considerable y dos, que volverán a estar con los amigos y familiares a los que tanto echan de menos en Estados Unidos.

Por su parte, Álex también ha querido mandar un mensaje de contenido similar al de su madre: “He intentado agradeceros a todos los mensajes de apoyo que me habéis mandado por privado uno a uno pero sois tantos que no soy capaz, por ello aprovecho este momento para deciros que estoy muy agradecido y deseando volver”. Además, ha posteado una foto de él y sus padres, los tres con gorra, sonrientes y mirando con valor a la enfermedad.

Alessandro Lequio aprovechó el inicio de sus vacaciones de verano para reunirse con su hijo Álex en Nueva York. Lecturas ha tenido acceso en exclusiva a las imágenes de este reencuentro.